Consejos para evitar el estrés que sobreviene con el fin de las vacaciones

marzo 20, 2008 at 3:45 pm Deja un comentario

Para los adultos, llegar con algunos días de anticipación y organizarse son técnicas claves para la vuelta al trabajo, mientras que prever momentos de recreación durante los fines de semana contribuye a crear una transición menos traumática. Otro punto importante consiste en distribuir el período de receso en etapas más breves a lo largo del año para evitar estar sin hacer nada durante mucho tiempo, situación que dificulta la vuelta a la rutina. -“Todo el año esperando las vacaciones y se terminan tan rápido”. Esa es una de las frases que más se escucha cuando el momento del retorno a las obligaciones se acerca cada vez más. Lo que ocurre es que el cambio suele ser demasiado drástico: del ocio se pasa a las extensas jornadas de trabajo que además, en algunos casos, puede estar atrasado. Justamente, esa necesidad de “ponerse al día” es una de las que más asusta, llegando incluso a provocar cuadros de estrés. En este sentido, si bien es habitual que la vuelta del receso laboral o escolar provoque angustia o ansiedad, es importante estar atento a las señales del organismo a fin de prevenir el desarrollo de cuadros más complejos. Cómo sentirse mejor Una de las estrategias más recomendables para evitar molestias es organizarse y delegar con el objetivo de asegurarse que no queden temas pendientes para resolver a la vuelta. A su vez, estas técnicas también pueden aplicarse para la “puesta al día” posterior que deberá realizarse con la ayuda de algún compañero. Por su parte, a la hora de la vuelta, es importante contar con al menos un día de descanso previo antes de concurrir a la oficina, pues el impacto de llegar suele ser mucho mayor si el primer destino una vez concretado el arribo a la ciudad es el lugar de trabajo. Además, lo ideal es planear actividades que permitan disfrutar los fines de semana al aire libre así como también controlar las horas de sueño y la alimentación. “El estrés representa una exigencia mental dada por las realidades que afronta una persona. Esta condición puede provocar un importante impacto y eventual desgaste, sobre todo en esta época del año en la cual se conjugan dos factores: la salida hacia las vacaciones y el regreso de las mismas. Acá es importante hacer una diferenciación, pues sentir desgano al retornar al trabajo es algo habitual debido a que la reincorporación siempre es costosa. El problema comienza a hacerse visible cuando, además, la persona manifiesta sentirse deprimida ante la necesidad de abandonar el ocio y tener que volver a la rutina diaria y ajustarse a los horarios del trabajo, y se intensifica cuando aparecen temas agregados como por ejemplo malas relaciones laborales o problemas con el jefe”, explicó a Pro-Salud News el doctor Roberto Sivak, médico psiquiatra y psicoterapeuta, docente del Departamento de Salud Mental de la Universidad de Buenos Aires (UBA). De hecho, según un estudio realizado en España, el 71 por ciento de los trabajadores encuestados manifestó tener problemas para reincorporarse al trabajo luego de las vacaciones, mientras que el 46 por ciento declaró sentir depresión como consecuencia del retorno a las obligaciones laborales. Puntos importantes A la hora de evaluar ambas conductas hay que tener en cuenta dos factores claves: el grado de “desconexión”, es decir si el disfrute se da desde el primer momento fuera de la oficina, y la duración de las vacaciones, que depende de la antigüedad laboral. No obstante, también es importante considerar otras cuestiones como por ejemplo si se viaja al exterior, si de las vacaciones participan chicos y cuál es el plan de actividades pensado en primera instancia. “Los cuadros de estrés pueden desencadenarse al realizar viajes al exterior o no. Lo que hay que considerar es que, en esos casos, a los factores previos como por ejemplo irse sabiendo que hay trabajo atrasado, tener que organizar el viaje familiar y manejar las expectativas realizadas en torno a las vacaciones, hay que sumarle los desajustes neurofisiológicos particulares del cambio de ritmo de suelo-vigilia”, indicó el especialista, también director médico del Instituto Estrés Trauma de Buenos Aires (IETBA). Al ser consultado por los principales síntomas que el cuadro de estrés postvacacional suele provocar, el doctor Sivak detalló: “Pueden evidenciarse irritabilidad, ansiedad, desconcentración y trastornos del sueño, así como también el agravamiento de condiciones psicosomáticas preexistentes como gastritis, úlcera duodenal o hipertensión”. Vacaciones más cortas y replanteos Actualmente existe una tendencia según la cual se recomienda evitar largos períodos de ocio, y optar por diversos momentos de vacaciones más breves a lo largo del año. No obstante, los especialistas remarcan que en menos de quince días es difícil lograr una desconexión total que permita olvidarse por un momento del trabajo y dedicarse a pensar cuestiones personales. “No debemos olvidar que irse de vacaciones no es sólo estar sin hacer nada sino que además, ese tiempo es considerado como una buena oportunidad para replantearse cambios de vida, de trabajo o bien nuevas formas de afrontar las obligaciones y los vínculos familiares o de pareja”, consignó el doctor Sivak. La vuelta al colegio, un tema complicado Al igual que sus padres, los chicos suelen experimentar sensaciones encontradas a la hora de abandonar las vacaciones -recordemos que el receso escolar dura aproximadamente tres meses- y retornar a las aulas. Por eso, los especialistas señalan que es muy importante acompañar a los niños sin transmitirles ansiedad, a fin de brindarles la contención adecuada para “normalizar” el momento y evitar que el primer día de clases se convierta en una situación especial. “Durante los primeros días posteriores a la vuelta de las vacaciones y con una relativa anticipación, hay que comenzar con los preparativos: comprar los útiles y los uniformes. Es recomendable que los chicos participen en esto, mientras los papás hablan con ellos transmitiéndoles, con toda naturalidad, lo que recuerden de sus propias sensaciones. Una vez concretado el regreso y durante los primeros días tanto la mamá como el papá deben involucrarse especialmente preguntando sobre las actividades realizadas en el colegio, los compañeritos nuevos y la maestra”, concluyó, en diálogo con Pro-Salud News, el doctor Roberto Yunes, médico psiquiatra, director del Hospital Municipal Infanto-Juvenil Dra. Carolina Tobar García.

Entry filed under: psicologia laboral, psicologos organizacionales. Tags: .

RETENCION DE PERSONAL Y ADMINISTRACION DE COSTOS IMPULSAN RSE Con capacitación, los empleados ven una perspectiva de carrera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Feeds

Blog Stats

  • 137,744 hits

Favoritos


A %d blogueros les gusta esto: