Necesaria pero no suficiente

mayo 7, 2008 at 3:08 am Deja un comentario

Los directores de Recursos Humanos trabajan con la materia prima más importante y valiosa de las empresas: las personas. Eso significa que su trabajo consiste en gestionar actitudes, aptitudes, percepciones y expectativas, y hacerlo de forma que la empresa consiga sus objetivos corporativos. La tarea no es sencilla. Es una labor eminentemente cualitativa para la que se necesita una sólida formación y unas convicciones firmes y claras. El carácter cualitativo de la función de personal nos lleva a una de las mayores dificultades con las que se han encontrado tradicionalmente estas figuras, la de medir la eficacia de sus actuaciones y demostrar el impacto de las políticas de recursos humanos en los resultados de la empresa.

Otras variables

Hace 13 años, en el primer Salón Capital Humano, Unión Fenosa explicaba su modelo de gestión por competencias que estaba sentando cátedra. Ésta ha ayudado mucho a sistematizar el trabajo de los departamentos de Recusos Humanos. La identificación de competencias clave y la asociación de diversas políticas de gestión de personas a dichas aptitudes (evaluación del desempeño, misión y valores, programas de formación y desarrollo) han ayudado a dotar de cierta objetividad a su trabajo. Hoy existen criterios claros para discriminar las capacidades y actuaciones de las distintas personas que forman parte de las organizaciones.

Sin embargo, eso ya no es suficiente en un entorno en el que cada vez se valoran más otros aspectos, como el compromiso. Posiblemente sea el tema de moda, pero no por ello deja de ser importante. No olvidemos que en un momento en que la capacidad de las personas es evidente (ya se trate de personas altamente cualificadas, como de personal estrictamente operativo), la capacidad de identificarse con el proyecto empresarial adquiere una importancia decisiva. Pero no olvidemos tampoco que el compromiso es cosa de dos. Nadie se compromete con nada. Las personas van a apoyar proyectos en los que esté implicado su propio desarrollo personal y profesional, y las empresas deben ser capaces de crear ofertas de valor, de comprometerse con sus propios empleados. Esta es la clave del debate de hoy, como se vio en el último Salón Capital Humano, en el que la gestión por competencias no se discute. Pero hay que ir más allá.

Entry filed under: talento humano. Tags: .

Excelencia y competitividad "Hoy el líder tiene que necesariamente estar al lado de cada uno de sus empleados"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Feeds

Blog Stats

  • 137,744 hits

Favoritos


A %d blogueros les gusta esto: