La gestión del talento

mayo 19, 2008 at 2:40 am 1 comentario

Por: Juan Francisco González Framil


“El hombre más poderoso es el que es dueño de si mismo”

SENECA


La gestión del talento, dicen los expertos, consiste en tener a los mejores en el equipo. Lo que no significa que siempre sean los que más cobran.

Tendremos pues que atraer, retribuir, dirigir, desarrollar, retener y despedir, sin que ello suponga un trauma para la entidad.


• Atraer: decía Tom Peters que los trabajadores no se van de los equipos, se van de los jefes.
• Retribuir: Lo importante no es pagar mucho, sino pagar bien.
• Dirigir: Encontrar a la persona o personas idóneas para dirigir un equipo con alto rendimiento, para que sea capaz de equilibrar, además de otras cosas, autoridad y consenso.
• Desarrollar: Ser capaz de desarrollar el potencial de las personas que trabajan a tu lado.
• Retener: Difícilmente podremos retener a los mejores si no confían en la dirección. El respecto y la humildad son las claves.
• Despedir: Debemos prescindir de los que ya no son capaces de aportar nada al equipo, para ello debemos de cuidar las formas hasta el final, intentado que la persona no se sienta “un juguete roto”.


La gestión que comienza a realizarse ahora ya no está basada en elementos como la tecnología y la información; sino que “la clave de una gestión acertada está en la gente que en ella participa”. Lo que hoy se necesita es desprenderse del temor que produce lo desconocido y adentrarse en la aventura de cambiar interiormente, innovar continuamente, entender la realidad, enfrentar el futuro, entender la empresa y nuestra misión en ella.


Las empresas que consigan gestionar con éxito su equipo humano están en la senda de cumplir sus objetivos, pues son las personas las portadoras del talento, fuente de toda ventaja competitiva.

La gestión del talento debe incorporar la integridad y el compromiso ético de las personas, desde esta perspectiva, la ética y la responsabilidad social corporativa son los instrumentos centrales de la gestión integral.

Una vez captado, el talento debe ser desarrollado. La empresa que gestiona bien el talento es la que pone las condiciones adecuadas para el pleno desarrollo de sus empleados, para que lleguen a ser lo que quieren ser, como reza la máxima ética de Aristóteles.

El talento atrae al talento, se rodea de él y lo desarrolla completamente. Si la empresa cumple sus compromisos y no defrauda las expectativas de los trabajadores, se convertirá en la “única opción” para trabajar.


El paradigma del modelo de gestión del talento, une la ética y la empresa, lo económico y lo social, ofrece una oportunidad vital a las empresas y elimina riesgos reputacionales como los que sabiamente confiesa Michael Blumental, ex presidente de Unisys: “cometí mis mayores errores cuando puse la inteligencia y la energía por delante de la moralidad”.

Entry filed under: gestion humana, talento humano. Tags: .

Generar climas motivadores todavía es una cuenta pendiente para los directivos El precio del talento

1 comentario Add your own

  • 1. Bea  |  junio 14, 2013 a las 12:45 am

    Me encanta!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Feeds

Blog Stats

  • 137,728 hits

Favoritos


A %d blogueros les gusta esto: